Vigilia de difuntos

El viernes 1 de noviembre, en la Real Colegiata Basílica de San Isidoro, a las once de la noche, dará comienzo la Vigilia de Adoración a Jesús Sacramentado por nuestros hermanos difuntos.
Esta es una vigilia abierta a toda la comunidad, adoradores, familiares y amigos, para orar por los fieles que nos han precedido, especialmente por los adoradores fallecidos y particularmente por los que nos han dejado en el último año.

 

Vigilia de difuntos

El jueves día 1 de noviembre, en la Real Colegiata Basílica de San Isidoro, a las once de la noche, dará comienzo la Vigilia de Adoración a Jesús Sacramentado. La misma será presidida por el Rvdo. D. Arcadio Domínguez Morilla, capellán del turno 7.

Es una vigilia abierta a toda la comunidad de adoradores, familias y amigos, para orar por los fieles que nos han precedido, especialmente por los adoradores fallecidos y particularmente por los que nos han dejado en el último año.

Vigilia de difuntos

El martes día 1 de noviembre, se celebró en la Real Colegiata Basílica de San Isidoro la tradicional Vigilia de Adoración a Jesús Sacramentado en conmemoración de todos los fieles difuntos.

Presidió la celebración el Ilmo. Sr. D. Jesús Fernández González, Vicario General de la Diócesis. En su homilía D. Jesús reflexionó sobre la realidad de la muerte. Nos recordó que la misericordia de Dios permanece para siempre. El amor de Cristo por los hombres no puede ser vencido ni por la misma muerte; Él nos muestra el camino. Para estar con el Padre hemos de recorrer el camino del Hijo «yo soy el camino, la verdad y la vida». «“Yo soy el camino” porque sólo caminando con Él podemos llegar a ver al Padre […] “soy la Verdad” porque nos descubre la verdad de Dios, nos muestra nuestra propia realidad, lo que somos. […] Cristo “es la Vida” porque el que se encuentra con Él se ve y se siente resucitado, se siente capaz de vencer con su gracia al pecado».

Durante la oración de los fieles se tuvo un recuerdo y se pidió especialmente por el descanso de todos los adoradores difuntos en este último año.

Terminada la Eucaristía se continuó con la Vigilia en la que colaboraron adoradores de ANE y ANFE. Con unos minutos de oración personal y la bendición final se dio por finalizada la vigilia con las palabras de agradecimiento del Presidente Diocesano.